Seleccionar página

La historia y cultura de Talpa de Allende se concentran en su centro, donde se encuentra la Plaza Principal, desde donde se contempla la imponente Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, que data de 1755.  Otros atractivos en Talpa de Allende son el Templo del Señor San José y las diferentes capillas: la de la Cruz de Romero, la capilla de la Resurrección, la de San Miguel o del Diablo. En Talpa existen varios sitios históricos y naturales como la Zona de Petroglifos de Sacamecate, donde es posible observar vestigios de las primeras civilizaciones que habitaron en la zona; el Bosque de Maple, el más grande en su tipo en América Latina, con una extensión de 56,000 hectáreas pobladas por pinos, helechos, robles y maples. El Cerro del Cristo Rey es el mejor punto para admirar la vista panorámica de Talpa de Allende, sus calles, templos y zonas boscosas. Talpa de Allende combina gastronomía variada, con antojitos regionales, mariscos frescos y suculentos cortes, celebraciones típicas, bosques, cascadas y muestras arquitectónicas y escultóricas de gran belleza. A mediados de noviembre el Pueblo Mágico de Talpa de Allende celebra la Feria de la Guayaba, el Chilte y el Café, fiestas que reúnen artesanías, comida, música y eventos culturales y deportivos, como el teatro del pueblo, ballets folclóricos, conciertos, maratones, y la coronación de la Reina de la Guayaba, además de exposiciones y una amplia muestra gastronómica cuyo protagonista es el chilte, que sirve además para fabricar pintorescas artesanías.