Seleccionar página

Cuando Karla Díaz terminó su participación en el grupo Jeans, se enfrentó al mundo del entretenimiento, donde tuvo que tocar puertas en múltiples ocasiones. Pese a haber permanecido 12 años en el grupo, no pudo “hacer uso” de su fama, por lo que se vio obligada a buscar oportunidades.

Karla buscó la oportunidad de lanzarse como solista, sin embargo, pese a ya contar con proyección y ser conocida por ciertos sectores del público, “Karlita” –como le dicen de cariño sus seguidores- no pudo hacerse de un lugar en la industria discográfica tan fácilmente.

Visiblemente incómoda, la cantante compartió cómo fue que las compañías disqueras no se mostraron interesadas. “Está muy triste, porque acaba el grupo, estoy valiendo madres, literal. Uno sale de un grupo donde piensas que ya tienes fama y toda la cosa. Tuvimos que buscar en otro lugar, empecé a tocar puertas en disqueras para ver si ya me lanzaba de solista, pero todo mundo me bateaba. Empecé a hacer unas canciones de solista y corte a, a la semana, una disquera, firma a Belinda y me dicen ‘gracias por participar’, obviamente tenían a Belinda que tiene carrera de toda la vida”. Mencionó que tras el rechazo, abocó sus esfuerzos en convertirse en conductora, pues ser actriz nunca le pareció atractivo.